Categories

  • No categories

Archives

    A sample text widget

    Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

    Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

    ¿Cuales son los Síntomas?

    La migraña (jaqueca) no es sólo un dolor de cabeza, pero una serie de síntomas, entre ellos el dolor.

    Durante una crisis de migraña (jaqueca), que puede durar entre 3 horas y 3 días, la persona puede sentir, además de dolor de cabeza, los siguientes sintomas: náuseas (mareo), vómitos, sensibilidad a la claridad (fotofobia), a ruidos, a odores, visión borrosa, irritabilidad, falta de concentración, mareo como si fuera labirintitis, obstrucción nasal, tensión en los músculos de la nuca y de los hombros y hasta diarrea. Una persona no necesita tener todos estos síntomas para ser diagnosticada la jaqueca (migraña), pero algunos, como náuseas y/o sensibilidad a la claridad (fotofobia) y a ruidos son tan comunes que llegan a ser casi obligatorios para el diagnostico.

    El dolor puede ser en cualquier parte de la cabeza y eso puede originar mucha confusión con otras enfermedades. Por ejemplo, dolores en el rostro son frecuentemente confundidas con sinusitis y, a veces, tratadas erróneamente como tal durante años, sin buenos resultados, obviamente.

    El dolor de cabeza tiene intensidad variable. Puede ser desde muy fuerte (que deje la persona incapacitada) hasta muy suave.  En verdad, existen casos de crisis de migraña (jaqueca) sin ningún dolor de cabeza! En estos casos, la persona puede tener crisis de 3 horas a 3 días y sentir algunos de los demás síntomas de la migraña (jaqueca).

    Uno de los síntomas en particular ocurre en 10 a 15 de cada 100 personas que sufren de jaqueca (migraña) y recibe el nombre de aura de la jaqueca (migraña). Aura, en este caso, es en el sentido de premonición. La persona empieza, de repente, a tener alucinaciones visuales: ve luces, “estrellitas”, “luciérnagas” parpadeando en su campo visual, o entonces la persona ve líneas en zigzag, parpadeantes, que crecen y dificultan la vista, o entonces siente una pierda progresiva de la vista muy peculiar, en el sentido de que pasa a ver solamente una parte de los objetos. Al mirar a un rostro, por ejemplo, la persona puede ver sólo la mitad de él. Los objetos pueden dar la impresión de aumentar o disminuir de tamaño y, en ese caso, la persona puede chocarse con las puertas, por ejemplo. La sensibilidad también puede quedar alterada, con hormigueo en la mitad de la lengua y/o los labios y/o uno de los miembros superiores y/o inferiores. El habla puede mostrarse lenta y la persona puede no recordarse de las palabras más comunes.

    Todo ese fenómeno con aura dura entre 20 minutos y 1 hora y después empieza a retroceder. En el mismo instante en que el aura pasa, el dolor de cabeza empieza. Por eso el nombre aura, premonición. Pero hay personas que pueden tener episodios solamente de aura, sin el dolor de cabeza, son los casos de migraña (jaqueca) sin dolor de cabeza. La desinformación que existe sobre el tema ya debe haber sido responsable por muchas muertes y accidentes en el tránsito.

    Mis pacientes de migraña (jaqueca) con aura son cuidadosamente instruidos a jamás manejar cuando están con aura. Algunos ya siguen la instrucción instintivamente.

    La frecuencia de la migraña (jaqueca) varía de persona para persona. Algunos casos son mensuales, otros anuales, y otros aún, de 2 o 4 veces por semana y hasta todos los días!

    Uno de los mayores problemas de la migraña (jaqueca) es que ella puede ser provocada por una serie de factores, haciendo con que la persona se quede más vulnerable a rupturas de la rutina cuanto peor esté su dolor de cabeza. Salir de casa en días muy claros, ir a lugares muy llenos de gente (como ferias, supermercados, malls), pasar por emociones fuertes (no solamente en situaciones de contrariedad, pero también en situaciones buenas), despertar más tarde de lo de costumbre, dormir durante el día, atrasar las comidas, beber una copa de vino, comer ciertos alimentos, como salchicha, comidas muy gordas, quesos amarillos, chocolate, helado y hasta algunas frutas. Todos estos factores, aún que en pequeña cantidad, ya puede ser suficiente para provocar 3 horas a 3 días de mucho dolor y otros síntomas.

    Hasta los ejercicios físicos, que hacen parte de la rutina de una persona, pueden originar las crisis. La persona siente como si tuviera que vivir adentro de una burbuja! Un buen tratamiento visa justamente desensibilizar el individuo para que pueda disfrutar de todos estos factores de manera moderada sin necesitar pagar por eso con una crisis de dolor y otros síntomas.